A mi pequeña peluquería vienen algunos difíciles de acertar el peinado, pero en cambio Indodana Kusasa lo tiene siempre claro;bien corto. Él es de Ghana y me viene a la cabeza en mis días duros y muchas noches oscuras. El día que nos conocimos conectamos y hoy le pedí que escribiera unas pocas líneas dónde resumirá su viaje hasta España.

hairdresser-659139_1920

Escribo mis años de vida porque me lo ha pedido mi amiga Rose, me es difícil escribir porque me siento muy mal al recordar las cosas que me han pasado durante los últimos años.

african-431663_1920

Yo nací en un pueblo llamado Eburaso, de Ghana. Tuve cuatro hermanos pequeños y siempre he jugado con Joseph que tenía un año menos que yo. Algunos días no teníamos comida para todos y mi mama decía que ella comería después pero no la veía después comer tampoco. Crecí jugando muy feliz con mis vecinos, me gustaba mucho jugar a Da Ga, sobretodo cuando me ponía en el medio.

El día de mi cumpleaños de mis 14 años mis padres me dijeron que no podían dar comida a todos mis hermanos y a mi. Lo comprendí. Debía marcharme. Fue duro, pero no podía hacer nada más. Busqué a unos chicos del pueblo de al lado que conocían a gente que te llevaban de Agra a Yamusukro (Costa de Marfil) para unirse con otros chicos que iban dirección a Europa. Allí pensaba que tendría todo lo que se comentaba en el pueblo, que te dan un trabajo y puedes guardar dinero y aún te queda para enviar a tu familia. Llegué a Costa de Marfil i los hombres que lideraban el grupo no me trataron muy bien porque no tenía dinero, tuve que trabajar para ellos. Me daban un poco de comida cada día, pero me cansaba mucho y dormíamos muy poco. Nos pusimos de camino muy rápido, éramos unos 35 o 40, yo era el más pequeño. Entramos en Malí, cruzamos Argelia, Libia y Egipto. Allí fue brutal una paliza que me pegaron por robar una bolsa de fruta. Tenía mucha hambre, mis dedos perdían fuerza. Tuve que hacer mucho trabajo para poder reunir un poco de dinero para llegar a Turquía , allí estuve casi dos años para poder pagar la deuda de alquilar una patera para llegar a Italia, ese viaje no lo recuerdo bien aunque fue más reciente, pero me mareé mucho y caí sin conocimiento durante casi todo el viaje.

En Italia ví que Europa no era como pensaban en el pueblo, casi no encontraba ningún trabajo, y los que hacia era muy cortos y me daba para comer y nada más. Conocí a unos chicos jóvenes como yo de mi país y tenían pensado ir a España porque conocían a otros. Llegamos a Barcelona. De ahí, marchamos a Castellón, dónde recolectábamos naranjas, pero la mayoría de las veces nos decían que no teníamos papeles y no nos pagaban, otras veces si, y tenía ilusión en encontrar algo mejor porque ya hablaba un poco de español.  Los hombres decían ‘crisis’ todo el rato y lo usaban para no hacerme un contrato. Aquello acabó y dormía en un albergue, después, muchas otras, en un puente.

boy-509488_1920

El 5 de Abril hizo 9 años que me despedí de mis padres, no quiero volver, pero me gustaría verlos y abrazarlos.

Sólo quiero trabajo para poder vivir con mis propias manos. He sufrido mucho durante mi travesía hacia mi sueño, hacia Europa, y no me resigno a que mi suerte cambie.

hot-air-balloons-1253229_1280

En lo pequeño, cotidiano y hasta en lo insignificante donde reside la verdadera grandeza, pero son pocos los que saben apreciarlo. Espero que tú también descubras cuanto antes, si ya no lo has hecho, que es en lo pequeñito del día a día en donde está lo verdaderamente importante y valioso, y que lo grande no es nada sin lo pequeño. Una diminuta gota de agua, sumada a millones y millones de otras pequeñas gotas forman el océano. un simple electricista puede lograr que una gran ciudad vuelva a tener vida reparando una avería eléctrica. Una sonrisa, un abrazo o una palabra de aliento pueden salvar una vida. Empatia familia…

woman-1262450_1920