Decía Epicteto que los asuntos tienen dos asas, por una son manejables, por la otra no.

pot-655268_1920

La elección en la vida es importante. Bueno, en verdad la elección es la vida en si. Elige bien y vivirás mejor. Para elegir bien, tómate tiempo. Si eres un buen observador, caerás en la cuenta de que la mayoría de los problemas con los que luchamos a diario nos los hemos creado y fabricado solitos. Si, con nuestra actitud, nuestros olvidos, nuestra imprudencia, nuestra falta de reflexión y de coherencia.

Por tanto lo raro es que nuestra existencia no sea todavía más complicada si actuamos movidos por impulsos, frustraciones, temores, suspicacias, ideas poco elaboradas, y sobretodo , como me gusta decir a mi, por nuetros ‘agueros mentales’.

Pensar y sopesar bien las cosas antes de tomar una decisión no es lo que solemos hacer, no es lo frecuente, y así nos va después en la vida. Lainconsciencia, la visceralidad, la precipitación y el sentido menos común (el sentido común) es como norma en la mayoria de los casos lo habitual.

Lo inteligente, y puede que a la vez prudente, es recordar con Epicteto que todos los asuntos que tengamos entre manos, que hemos abordado, o que tenemos en nuestros planes abordar siempre tienen dos asas; por una son manejables y por la otra no.

Dicho esto, también tenemos que recordar la importancia de la acción. Nunca debemos pensar de más una acción. Es tan importante a medida que recorremos el camino pensar en que nos movió a andar, como decidirse con firmeza sin vacilar una vez que sabemos que puede funcionar, que tenemos la corazonada, la intuición o la razón. Sea lo que sea, debemos equilibrar esta balanza, así que:

Abordémoslos por el asa que debemos, es decir, vamos a elegir bien, tomándonos el tiempo necesario.